Mi calle (a miña rúa)

Pazo da Touza

Pazo da Touza

De un tiempo para aquí tengo ganas de dar a conocer mi calle (mi carretera, en la dirección pone rúa pero sigue siendo una carretera que pasa por una aldea que se llama Camos). Le han puesto Rúa dos Pazos no desde hace mucho y han acertado de pleno con el nombre de la “rúa”. Destacan 3 pazos por encima de los demás (hay más, incluso uno que no está en la misma carretera pero muy cerca y que también habría que destacarlo), los dos primeros los encontramos uno enfrente de otro, a un lado y otro de la carretera, y el tercero a un kilómetro y medio de distancia de los anteriores. Si vienes de Vigo hacia Nigrán por la carretera de arriba (llamada Camposancos) al llegar al primer semáforo tras el antiguo Vánitas (buena referencia para los cuarentones), te metes a la izquierda en dirección a Camos. Si te fijas en el cruce han puesto carteles de los tres pazos en un alarde de intentar imponerse a la competencia (ahora mismo los tres pazos compiten por la celebración de bodas y por declararse el Pazo más atractivo). Y en el medio de los tres pazos está la Panadería-Pastelería-Café Kopenacamos (la mía), que también tiene los suficientes atractivos culinarios para merecer una mención (de hecho en uno de los pazos los postres que degustan pertenecen a nuestro negocio, postres que están teniendo una gran aceptación y que deberíais probar).

Pero recuerdo que hablábamos de los pazos: los dos primeros son, a la derecha de la carretera Pazo de Urzaiz, a la izquierda y prácticamente enfrente Pazo de Cea, a 1500 metros de éstos y a mano izquierda Pazo da Touza (todos con página web, buscar en Google)

Incluso desde el concello de Nigrán están organizando visitas guiadas a dichos pazos (merece la pena, tanto por el entorno de los pazos como por su propia estructuta).

Y recuerden, en el medio Kopenacamos (¿aún no probasteis el roscón de camos?), también merece la pena hacer una parada, tomar un café y llevarse un roscón. Os lo recomiendo.

 

Por cierto, los postres de Kopenacamos se sirven en el Pazo da Touza, ya hemos ido a alguna boda y estaban deliciosos y el resto también.